RELACIONES TÓXICAS 5 sesiones de Terapia Individual para relaciones conflictivas

Jonàs Gnana · 22 de junio de 2022

¿Qué significa tener mecanismos narcisistas?

¿Qué sucede en una persona para ser atraída una y otra vez por el relaciones tóxicas?

Todas las personas que entramos en dinámicas de relación tóxica estamos en una pareja narcisista.

Lo importante no es sólo detectar y reconocer que personas tienen un funcionamiento narcisista muy rígido (incluso patológico), sino aprender cuando somos nosotros los que lo alimentamos al ser atraídos por los juegos de lucha y poder.

Y sobre todo, como neutralizar este tipo de relación tanto para transformarla, como para saber salir lo menos dañados posibles.

  1. ¿Qué genera estas relaciones donde todo comienza como si tuviéramos una compatibilidad perfecta y después el idilio inicial se convierte en un conflicto constante?
  2. Por lo que nos enamoramos es lo mismo por lo que nos separamos.
  3. ¿Por qué me atraen las personas narcisistas?
  4. La herida del niñ@ narcisista. El hijo de mamá, la hija de papá
  5. Una persona narcisista no quiere una pareja, quiere una madre o un padre
  6. Una relación narcisista no es una relación de amor, es una relación de poder
  7. La persona narcisista esconde una depresión. Las personas depresivas, un funcionamiento narcisista
  8. Si me atraen personas narcisistas, ¿qué me pasa a mí?
  9. Buscar una buena persona después de una pareja tóxica
  10. ¿Cómo transformar una relación de poder en una relación de amor?
  11. El deseo se genera a través de la herida y la polaridad. El amor a través de la compatibilidad y la entrega.
  12. ¿Cuáles son las dificultades de las personas con padres narcisistas?
  13. ¿Por qué siento adicción después de una ruptura de una relación abusiva y de maltrato?
  14. Cómo neutralizar el narcisismo en uno mismo 

Nos han seducido con las cosas que nos gustan que nos digan. Nos lanzamos a una especie de vorágine emocional llena de intensidad sexual. O hemos seducidos con toda nuestra determinación pero ahora repentinamente ya no sentimos ni deseo ni tanta atracción sexual.

Y de pronto, un día sin esperarlo, algo insignificante, convierte la discusión en un infierno de distancia emocional, frialdad y reproches.

Nos enfadamos y nos reconciliamos frecuentemente. Hay algo de excitación ahí

Estamos en una relación con un funcionamiento narcisista.

Ambos estamos atrapados en un juego de poder para ser amados de un modo que el otro no puede corresponder realmente. Queremos ser elegidos, en vez de amar.

Ahora desconfiamos de la seducción que al principio nos gustaba tanto. Tenemos miedo de que lo mismo que hacía con nosotros, lo haga en otras personas.

Estamos enganchados a dinámicas de celos y dependencia sentimental.

Facilitador

Disponible
370€