Reproducir vídeo
Bienvenida,  bienvenido a esta comunidad de aprendizaje y de acompañamiento terapéutico para las relaciones de pareja y familia.
Verás que cada formación tiene un abordaje práctico con la voluntad de compartir un contenido transformador. En el video te explico el enfoque con que iré desarrollando los cursos de esta plataforma.

Durante los últimos 30 años he trabajado en el ámbito de la educación social, sobre todo implicado en proyectos de infancia y familias en riesgo de exclusión social. Esto me ha permitido ver las más diversas dificultades relacionales en el seno familiar, en la pareja, con los hijos.

 

En mi camino de crecimiento profesional y personal, me di cuenta que era necesario aunar diferentes enfoques y metodologias para una visión integral de las relaciones humanas.

 

Este proyecto es fruto de mi experiencia  profesional y la integración que se ha creado en mi entre la pedagogía familiar y la terapia sistémica.

 

Si te decides a realizar un proceso terapéutico con nuestro equipo,  es muy probable que te pida, siempre que sea posible y estés de acuerdo, que invites a otras personas implicadas en la dificultad familiar. Cuando son problemas de relación con los hijos, en la primera consulta no es necesario que asistan.

Durante las sesiones es común que te indique ciertas tareas o ejercicios. Es importante que las realices antes de la sesión siguiente, y también que si no las has podido hacer, puedas reconocer cuál es el motivo por el cuál no has podido. ¡Recuerda escribirlo todo en tu diario terapéutico! ¿Sí?

 

Es aconsejable que tengas una cita con tu espacio de sanación. Una cita creativa. Busca un horario semanal donde puedas sentarte tranquilamente tomando un té, y tengas el espacio sagrado y el tiempo adecuados para este momento. Es una cita con tu Yo Futuro. Imagina que te encuentras con esa parte de ti que ya está sanada y que te está informando de como recorrer este camino hacia la plenitud y la realización. ¿No crearías un espacio sagrado para escucharte con total atención?

 

Aprópiate de él, hazlo tuyo. Construye un diálogo contigo a través de cada encuentro. Pregúntale a tu Yo Futuro cosas, mientras vas al trabajo o estás sentada mirando por la ventana. Deja que tu parte intuitiva, te escuche y te responda.  Activa tu propia autoridad interna.

Visión Terapéutica

A través de mi propia experiencia de sanación y del proceso profesional he ido creando naturalmente una visión sobre la unión de 3 paradigmas sobre la relaciones, la energía y la conciencia. Este es mi método terapéutico para la pareja, la familia, el desarrollo personal y profesional.

Los problemas no son  las personas. Las dificultades  están en la relación. Toda vez que puedes tener una dificultad muy diferente en una relación que en otra. El modo en que nos relacionamos está condicionado por nuestro inconsciente familiar (colectivo) y personal: de la experiencia de la infancia y las dificultades que afectan a la pareja, la familia y los proyectos profesionales.

Hay una polaridad implícita en todo. Conciencia – energía. Mente – Cuerpo. Emoción – Pensamiento. La plenitud y realización en las relaciones de pareja, personales y profesionales tiene una base de la complementariedad energética de la polaridad masculina (yang) y femenina (yin). La naturaleza del hombre y la mujer son diferentes. El sistema social en el que vivimos se ha encargado de generar un desequilibrio psicológico y relacional, dominado por la energía masculina desarraigada del corazón y sin un liderazgo devocional a la mujer, que crea un mundo lleno de sufrimiento y falta de sensibilidad, ternura y amor. 

La Vida (el Espíritu) y el Cosmos (el Cuerpo universal), tienen un sentido evolutivo. El viaje de la conciencia es un viaje mítico que nos desafía con etapas en una dirección espiral (no lineal ni progresiva). Este viaje trascendente es espiritual (transpersonal) y está integrado en la conciencia cultural y religiosa de todas las épocas (Ulises y Penélope, Jesucristo y Magdalena, Buda y Yasodharā, Quetzacoatl y Xochiquetzal. Es el Viaje del Héroe/Heroína que describe Joseph Campbel en su monomito, el Héroe de las Mil Caras.En la atención constante de que estamos en una odisea de la Conciencia, todos nuestros recursos y nuestros dones se enfocan en una sola dirección para superar las dificultades y poder integrar nuestra dualidad. Para desarrollar nuestra vocación de servicio a un Propósito mayor

El diario terapéutico

El cuaderno terapéutico, además de permitir un seguimiento y una mayor profundidad en el trabajo, nos facilita contrastar nuestro proceso evolutivo, recordar experiencias y sentimientos que nos permiten reconocer cosas que muchas veces se pasan por alto.  

Escribe tu diario de forma espontánea y poco racionalizada. Permite que la escritura fluya naturalmente sin apenas pautas literarias. Puedes usar la escritura automática. Haz por llenar mínimo una hoja. Te darás cuenta que conforme avanzas superas ciertas resistencias mentales a escribir o a decir según qué cosas pasan por tu cabeza. ¡No se trata de escribir bien! 

En el diario te sugiero que escribas cualquier cosa que te pase por el cuerpo y la cabeza. No pongas filtros. De hecho, a menudo yo uso la escritura automática para ponerme en contacto con esas instancias que son invisibles.

Es necesario que encuentres modos artísticos que despierten tu inspiración y creatividad. El arte es la dimensión más elevada de la sanación. En cuanto al diario, mezcla la lista de la compra, un pensamiento filosófico, un poema, un esquema, un libro recomendado. Una conversación con un amigo. Es un cuaderno de bitácora. Registra todas las experiencias por las que navego. 

 

No puedo poner suficiente énfasis en lo importante que es crear tu diario terapéutico. Te ahorrará tiempo, te dará profundidad. Te permitirá reconocer con mayor claridad tu aprendizaje, mayor capacidad para la transformación. Muchas veces nos sorprendemos de lo que hemos escrito tiempo atrás, como quien recuerda un sueño de pronto. 

 

Te sugiero que tengas un cuaderno especial, bonito, con tapas duras. Y que en él escribas cualquier experiencia diaria: la lista de la compra, una frase que te ha impactado, un recuerdo súbito, tus planes del fin de semana. Y por supuesto, las sesiones de terapia y los efectos que tienen en tus relaciones. Si tu diario es algo cercano, amigable, se convertirá en una herramienta cotidiana que no supondrá un esfuerzo pensar en ella para escribir. Todo lo que escribas en tu diario es sagrado.

Lo que hayas escrito lo revisaremos (sólo lo que tú quieras) en la siguiente sesión.

Jonàs Gnana Añó

Estoy aquí para servirte,
un abrazo

Suscríbete al Boletín